Los subtes también se vieron afectados por la crisis

Por Julieta Sielecki, Camila De Cabo y Valeria Michelesi

La crisis económica que atraviesa el país impacta con fuerza en el uso cotidiano del transporte público. El subte porteño fue uno de los que más sintió la caída en la venta de pasajes, registrando entre enero y julio de este mismo año, un retroceso del 4% en toda su red. En números precisos hubo 8.590.007 viajes menos que en el mismo período de 2018. 

La línea más afectada por la pérdida de viajes fue la E, que pasó de registrar 21.410.009 pasajeros en 2018 a 19.873.851 en el corriente año. Es decir, un 8,2% de baja. “La línea E  hace muchos años que tiene un servicio de muy mala calidad y esto ha empeorado a partir de junio cuando el Gobierno de la Ciudad decidió extender tres estaciones, aproximadamente siete kilómetros del recorrido, sin incorporar ningún tren para cubrir esa frecuencia que se ha estirado de 18 a 20 minutos”, explicó el secretario de Prensa y Comunicación AGTSyP y Metrodelegados, Quique Rositto.

Con respecto a la baja de usuarios, la línea C se ubica por detrás de la E con una pérdida del 7,2%: de 21.410.009 en los primeros cinco meses de 2018 pasó a 19.873.896 en 2019; le sigue el Premetro con una baja del 7,1%: de 497.040 paso a 461.764 pasajeros; la línea A, con un 3,6% menos, bajó de 24.478.512 a 23.598.698; y la B registró una caída del 2,8%, ya que de 34.562.067 viajes descendió a 33.611.513. Por otra parte, las líneas que mejor resistieron fueron  la D con 30 millones de usuarios y la H con alrededor de 12 millones, que con la inauguración de las estaciones Córdoba, Santa Fe y Las Heras, y además, la gran incorporación policial en todas sus estaciones hicieron que mejore notablemente el servicio .

En el siguiente gráfico se puede observar la variación de los precios del boleto del subte y la cantidad de usuarios que utilizaran este transporte, en los meses de enero, abril, julio y octubre desde el año 2010 hasta el 2019.

A su vez, como consecuencia de la baja de usuarios total, Rositto afirmó: “En un contexto de achicamiento general  de la economía es entendible que haya menos cantidad de viajes realizados porque hay menos gente con trabajo y las personas que no tienen trabajo pierden el acceso a la salud, por lo cual también viajan menos. Por otro lado, entendemos que para aquellas personas que realizan varios viajes al día  los casi $40 del subte representan a lo largo del mes un valor muy significativo”.

Es importante destacar que el constante aumento de las tarifas del subte ha registrado entre diciembre 2015 a la actualidad un incremento del 76,3%, saltando de $4,50 a $19.  “Claramente la tarifa no ha tenido ningún tipo de incidencia en mejoras de las condiciones en las que se viaja”, comentó el secretario de Prensa y Comunicación AGTSyP y Metrodelegados y agregó: “Los aumentos que se han realizado corresponden al costo de las tarifas técnicas, es decir cuanto cuesta mover los trenes, y a eso se le descuenta el monto que el Gobierno de la Ciudad decide aplicar en concepto de subsidio a la tarifa. Hasta el 2015 el subsidio era de alrededor del 65% de la tarifa técnica, actualmente está en el 30% y con intenciones anunciadas de reducirlo a menos del 20%”.

En este gráfico se puede ver la variación de los precios del peaje del subte y la cantidad de usuarios que utilizaran este transporte, desde el año 2010 hasta el 2018.

En conclusión,  durante los primeros cinco meses del año se perdieron 3,7 millones de pasajeros, comparado con el mismo período del 2018. Además, en el mes de junio, todas las líneas perdieron público con respecto al mismo mes del año anterior. Las más afectadas fueron la  C, -14,4%, la B, -13,3%, la D, -12%, la A, -11,4%, el Premetro,-10,4%, y también la H, -5%, que perdió pasajeros por primera vez en el año.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *