Homicidios Dolosos en Argentina (2001-2018)

Por Lucía Rennella y Michelle Bercoff

“El homicidio doloso es aquel que se produce con la intención del resultado generado. Es voluntario, es visualizar el daño que va a producirse y provocarlo hasta resultar en una muerte. La contracara a estos serían los homicidios culposos, donde los resultados son sólo consecuencias de una acción”, expone Juan Ferrer, abogado especializado en Criminalística.

Los Homicidios Dolosos registrados en toda la Argentina durante el año pasado fueron 2.362. Desde que se promulgó la Ley N° 25.266, en enero de 1999, se hace un recuento de todos los hechos criminales llevados a cabo dentro del territorio. Así, mediante el Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC), se recopilan, gestionan y difunden públicamente los datos obtenidos.
En el informe se pueden contemplar la cantidad de homicidios a lo largo de diecisiete años: desde el 2011 hasta el 2018, siendo un total de 27.631. El número de víctimas por año oscila entre las 2.000 y las 3.500, siendo la tasa más alta de víctimas la del 2002, con un total de 3.570. La más baja fue en el 2006, con una cifra de 2.111.
La tasa más alta de víctimas a lo largo de estos diecisiete años está en Buenos Aires; son 21.941. Le sigue Santa Fe, con 5.472 y después el valor disminuye desde 2.700 para abajo. La provincia en la que menos homicidios se registran es en Tierra del Fuego, con 65. Como ya es sabido, esta diferencia abismal apunta a que no es lo mismo una provincia con 164.000 habitantes que una con 3.000.000 como lo es la Ciudad de Buenos Aires.

Loading...

Loading…

¿Pueden surgir irregularidades?
Sí, claro, pero no alteran drásticamente los resultados. Por ejemplo, sobre Salta y Mendoza solamente había información sobre la cantidad de hechos y para estimar la cantidad de víctimas se hizo un cálculo de la relación victimas/hechos, se hizo un promedio y se aplicó esta relación en los valores que faltaban. En este tipo de procedimientos, las cifras siempre se redondean. La reconstrucción de este período se realizó por las jurisdicciones subnacionales que integran el SNIC y por la Subsecretaría de Justicia y Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con aportes de la Subsecretaría de Justicia y Política Criminal. Al momento de hacer una revisión exhaustiva de todo el informe se detectaron irregularidades con los datos publicados en 2014 y se tuvo que hacer una nueva consulta a las jurisdicciones. En Tucumán y Río Negro también hubo dificultades, motivo por el que los datos publicados difieren un poco de los archivos originales.

¿Qué métodos se utilizan para estimar datos?
En el caso de Córdoba, por ejemplo, en los años 2012 y 2013 la información de la que se disponía era parcial. Para hacer una estimativa de esta cifra, se usó una metodología que se llama Filtros de Kalman, algoritmo creado por Rudolf E. Kalman en 1960 que sirve para tasar valores ocultos y no medibles. A través de este método se hace una predicción del estado actual, utilizando toda la información disponible hasta el momento.

Al acceso de todos
“La Suprema Corte de la Provincia y de la Nación realiza estadísticas anuales y son de acceso público en sus respectivos sitios webs. Hay que recordar que el proceso penal es de índole pública, por lo que cualquier persona puede ver expedientes, acceder a audiencias de juicio y enterarse de sentencias”, explica Ferrer. “El estado lleva a cabo, a través del fiscal, la acción de la vindicta pública, es decir, representa al poder punitivo de la sociedad, que lo que busca es atribuir responsabilidades y luego re sociabilizar al ofensor”.

El vacío estadístico que hubo fue desde el 2008 hasta el 2013. Si bien las estadísticas se llevaban a cabo, no se hicieron públicas hasta 2016, año en el que el Poder Ejecutivo Nacional determinó la importancia de que estén al acceso de toda la ciudadanía en general. Los datos fueron reconstruidos y ahora la información está disponible para cualquier ciudadano. Se cree, según esto, que así se facilitará la toma de decisiones públicas.

“Es importante la recolección y análisis de estadísticas para intentar prever y así prevenir. Por otra parte, las estadísticas de homicidios en vínculos afectivos como lo son los femicidios siempre fueron escondidas. Femicidios hubo siempre, recién hace relativamente poco tiempo se los visibilizan”, concluye Ferrer.

Imagen relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *