Fama, dinero, excesos y un sueño

Por Manuel van Gelderen

“¡MAIAMEEEEEEE!”, imposible no asociar esta frase con Ricardo Fort. Heredero de la fortuna chocolatera de FelFort, Ricardo supo imponer su nombre en la farándula argentina. Polémico, extravagante, arrogante, egocéntrico, básicamente todo una estrella. A Pesar de ser muy criticado por mostrar su fortuna, Fort nunca pareció verse afectado por eso, sino por el contrario, mostraba cada vez más. Se auto generó un reality show donde mostró sus incontables viajes donde invitaba a un séquito de amigos que lo seguían a todos lados, mostraba sus distintas propiedades e incluso se paseaba por las calles de Buenos Aires arriba de su Rolls Royce que compró 0Km valuado en 600 mil dólares. Sin embargo ni toda la plata que ostentaba lo pudo salvar de una vida llena de excesos.

Heredero de una de las empresas más importantes del país, el magnate millonario nunca pareció interesarle el negocio familiar, a diferencia de sus hermanos, Jorge, Eduardo, Nicolás y Joaquín, a Ricky siempre le fascinó el mundo artístico, lo que le trajo varios conflictos con su padre, Carlos, quien no veía con buenos ojos los gustos de su hijo. Es evidente que Ricardo heredó su curiosidad artística gracias a su madre Marta Campa, quien era cantante lírica y fue la persona que acompañó más a Fort durante su vida. Esta difícil relación con su padre hizo que él con tan solo 18 años de edad, vaya a buscar suerte a Miami, donde vivió y buscó impulsar su carrera artística. El 2007 fue un año que definitivamente fue un antes y un después, su padre, Carlos Fort murió. Esto no solo significó una enorme herencia que recae sobre él, sino que también fue una liberación. Aquella persona que desaprobaba sus gustos artísticos ya no estaba y fue el impulso que necesitaba para lanzarse al mundo de la farándula.

Imagen publicada por Ricardo Fort en su cuenta de twitter el 8 de julio del 2013

Es así como en el año 2009 se lanzó Reality Fort. Este programa fue sin dudas el salto a la fama de Ricardo. Era una vidriera para que Él pueda mostrar su vida llena de excesos, excentricidades y donde el centro de atención no se desviaba un segundo de su persona. A pesar de ser un reality muy criticado, logró el objetivo que tenía, hacer que absolutamente todos hablen de él. Como suele decirse en el mundo del marketing, la mala publicidad no existe y esta no era la excepción. Le llovían críticas a diario, la gente lo criticaba por mostrar sus lujos en un país donde la pobreza está en primera plana y los programas mediáticos no paraban de invitarlo a dar entrevistas. Todos sabían lo que era Ricardo,siempre con una modelo como novia, y su sexualidad tema de debate constante, una nota con el les daba el material necesario para una semana de programas.

Así fue como llegó a lo más alto. Después de mucho trabajo, Fort logró ser el centro del programa más visto de la televisión argentina, Showmatch. Logró ganar algo que muchos famosos quieren, ganar el Bailando Por un Sueño y dos años más tarde se convirtió en jurado del certamen. Como si fuese una vida de película, Ricardo por fin logró lo que siempre soñó, ser una de las figuras televisivas número uno del momento a tal punto que pudo admitir públicamente su bisexualidad, tema que trato de ocultar durante mucho tiempo, seguramente por el miedo de la mirada de su padre.

Los 5 mejores momentos de Ricardo Fort en cámara.

Nada parecía detener el crecimiento constante de Ricardo Fort, o al menos eso se suponía. Cuando su vida ya parecía por fin marchar sobre ruedas, su pasado de excesos volvió a tocarle la puerta. Es así como el 21 de noviembre de 2013, Fort es internado en el Sanatorio La Trinidad debido a una fractura femoral sufrida días atrás. Lo que parecía una intervención sencilla, terminó el 25 de noviembre cuando debido a una hemorragia estomacal, Ricardo Fort perdió la vida. Mucho se dice de aquella internación y una es que su consumo constante de anabólicos y alcohol derivaron en un falla estomacal. Esta lamentable noticia terminó de cumplir uno de los sueños que Él tenía, ser la tapa de todos los diarios y revistas del país, lastima que no fue por una noticia que él hubiese querido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *